Sociedad | 28-10-2011

Explotación minera en Calamuchita

 

Desde la provincia se afirma la falta de autorización
 

 El Gobierno de la Provincia de Córdoba, a través de la Secretaría de Minería del Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo, confirma que en la zona de Yacanto de Calamuchita no hay empresas ni personas autorizadas para la explotación de minas de cuarzo.

La política minera en Córdoba mantiene la postura de que “primero están los cordobeses, segundo el ambiente y tercero la producción”, esto indica que no es posible desarrollar este tipo de actividad sin cumplir con todas las normativas. La medida a tomarse ante alteraciones de esta índole, es la clausura inmediata. 

Quien detecte acciones de extracción de cuarzo en la zona, pueden realizar la denuncia a la Autoridad Minera Concedente de la provincia de Córdoba, ubicada en Av. Hipólito Irigoyen 401, de la Ciudad de Córdoba.

la visión de los especialistas

El grupo de vecinos de “Calamuchita Despierta”  se movilizó para conseguir asesoramiento de especialistas respecto a la explotación minera. Esta movilización trajo como consecuencia una reunión en el salón de conferencias de la Cooperativa de Santa Rosa. El encuentro se llevó a cabo con la asistencia de cuatro especialistas en medio ambiente y un grupo de interesadas en el tema. La introducción, a cargo de Fabián Carvia, fue una explicación general de diversos inconvenientes ambientales que afectan al Valle de Calamuchita y a toda la Región.  Luego hablaron el geólogo Nelso Doffo, la Ingeniera Forestal Natalia de Luca y la profesora Gabriela Villalba, docente de la Universidad de Río IV. Los especialistas explicaron el significado de la actividad minera en la zona. Se habló además de la incidencia en los bosques, ríos y montañas y de la situación ambiental actual en la provincia de Córdoba, afectada negativamente por el hombre.
La profesora Gabriela Villalba sostuvo que la minería es una actividad lícita y que tiene un marco legal que la ampara en nuestro país. Además que los yacimientos que están en conflicto, se encuentran en el borde superior de cuencas de aguas y para llegar a es necesario una gran instalación.

Por otra parte, los presentes expresaron una gran tranquilidad en el momento que se habló de la existencia de leyes a favor de la preservación del medio natural y el ejido urbano, sin dejar de lado la importancia de la participación ciudadana.
En definitiva, son muchos los aspectos que deben tenerse en cuenta para que una empresa minera pueda instalarse en la zona.